Principal
 

Shobha's Treat
 
Quienes somos
 
Ayurveda
 
Panchakarma
 
Yoga-Fotos
 
Productos
 
Cursos
 
Horarios
 
O.N.G
 
Prensa
 
India
 
Contacto
 

  

 

Valencia
Shobha Lad, vaidya o lectora del pulso“La verdadera salud está en la armonía entre cuerpo, mente y espíritu”
¿Existe sólo la medicina “invasiva” aquella que, esencialmente, practicamos en Occidente? Es obvio que no y, de hecho, otras civilizaciones practican un intento de curación del cuerpo combinando técnicas o aplicando terapias diferentes. Salus LP está abierto a la recepción de información que tenga que ver con el acto de intentar curar a quien está enfermo, por lo que, en esta ocasión, presenta a una practicante de esa otra medicina que trata de lo mismo que los médicos de Occidente: encontrar el equilibrio armónico del ser humano de suerte que no padezca. A modo de diccionario breve se incorpora un glosario para que no se escapen las palabras que se emplean.

 
    Shobha Lad reside
actualmente en Valencia
.
Perfil

Shobda Lad. Es vaidya, o lectora del pulso, y licenciada en Historia de Ayurveda por la Universidad de Madhya Pradesh. Siete generaciones de médicos ayurvédicos han sido sus maestros. Nacida en la India, desde edad temprana creció en un ambiente vedántico de tradición familiar y aprendió con la yoguini Jadava Devi, su bisabuela, que vivió en el Himalaya y mantuvo las tradiciones de las grandes maestras de los Vedas. Murió en 1991, a la edad de 127 años. Desde hace 34 años, Shobha Lad aplica los conocimientos médicos que ha recibido desde niña directamente de su bisabuela, su abuela, su madre y otras yoguinis del Himalaya. Hace 17 años, decidió traer a Europa el conocimiento ayurvédico y fundó el Instituto Slad, que ha implantado sus sedes por todo el continente, en ciudades como París, Franckfurt, Londres o Lisboa. En España este Instituto está presente en Madrid, Barcelona, Valencia, Santander, Mallorca, Mahón y Las Palmas de Gran Canaria. En Valencia, donde reside actualmente, Shobha Lad practica la medicina ayurvédica. Es además profesora de yoga ayurvédico en la Universidad Politécnica de Valencia.

Elegir una u otra forma de ser curados es lícito y, si existe ahora la posibilidad de una segunda opinión –esta posibilidad viene determinada por ley, a efectos de los enfermos acogidos a la Seguridad Social–, ¿qué impide pensar, al margen de su regulación legal, en incorporar a nuestra mentalidad otras opiniones y la posible admisión de esas practicas como potencialmente buenas para nuestra salud? La libertad de elección está en el paciente.

Veamos primero, pues, algunos significados de palabras de esa técnica llamada ayurveda. La pionera en traer a Europa los secretos del ayurveda, la medicina tradicional de la India lleva 17 años en Valencia aplicando sus tratamientos. La armonía plena entre la salud del cuerpo, la mente y el espíritu son la esencia de la milenaria medicina hindú, el ayurveda. Todos los secretos y enseñanzas de esta medicina se han transmitido en la India de madres a hijas, generación tras generación, durante siglos.

Shobha Lad es heredera de esta preciada tradición. Representante de la octava generación de médicos ayurvédicos, Lad fue pionera en traer a Europa los secretos de su disciplina que desde hace 17 practica en Valencia.


–¿Qué es el ayurveda?

–La palabra ayurveda proviene del sánscrito ‘ayuh’ (duración de la vida) y ‘veda’ (verdad, conocimiento). Es decir, la “ciencia de la vida”.
Ayurveda es la medicina tradicional, el sistema curativo natural de la India y probablemente el más antiguo del mundo. Tiene su origen en la era Védica, hace más de 5.000 años. Por eso ha sido definido como “la madre de todas las curaciones”. A nivel internacional, fue reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1978 como medicina tradicional.


–¿Cuál es la principal característica de este sistema de curación? ¿Qué le hace diferente de la medicina occidental?

–En ayurveda, los tratamientos no buscan solo curar el cuerpo, sino también relajar la mente. Según esta medicina, la dieta, los hábitos de vida, los cambios estacionales y emocionales pueden desequilibrar la armonía personal y traducirse en toxinas, que producen malestar o enfermedad. Se requiere una desintoxicación, que se denomina panchakarma, para devolver al paciente el equilibrio entre su cuerpo, su mente y su espíritu. En esta armonía radica, según el ayurveda, la verdadera salud.

–¿En qué consiste este tratamiento para la eliminación de las toxinas?

–El ayurveda da una especial importancia a los masajes que estimulan la circulación sanguínea y linfática y eliminan así las toxinas, utilizando plantas y aceites esenciales. Uno de los principios más importantes de los tratamientos ayurvédicos es que deben realizarse con productos naturales, evitando lo sintético. Si algo no se puede comer, no puede utilizarse tampoco en la piel. Por eso estos tratamientos se realizan con plantas, hierbas y aceites naturales, así como leche, frutas y miel.

–¿Para quién está especialmente indicado este tratamiento natural?

–El panchakarma es un programa de purificación, revitalización y rejuvenecimiento destinado a una puesta a punto global. Por eso es aplicable a todo tipo de personas, sin ninguna excepción, y a todo tipo de problemas: emocionales, físicos y psicológicos. Los textos clásicos establecen que todo el mundo necesita del panchakarma. Incluso las personas que gozan de buena salud deberían recibir, como mínimo, una semana de este tratamiento todos los años. Los cambios estacionales son momentos especialmente propicios. También se pueden aprovechar los beneficios del panchakarma tras un tratamiento médico o en una transición vital importante, como la menopausia.

–¿Cuáles son los efectos más importantes para el paciente que se somete al panchakarma?

–Diversos estudios científicos, realizados en el Reino Unido, Estados Unidos y la India, demuestran que el panchakarma, entre otros efectos, aumenta la capacidad de desintoxicación hepática, previene los factores de riesgo cardiovascular y, en sólo tres meses, es capaz de aumentar en un 80% un péptido intestinal que actúa como vasodilatador coronario. También reduce el colesterol total y aumenta el colesterol HDL en un 7,5%. A esta reducción de las dolencias corporales hay que añadir el aumento de la estabilidad emocional, la vitalidad, el vigor y la fortaleza corporal que sienten los pacientes, lo que les ayuda a combatir mejor el estrés, la fatiga, la depresión o la ansiedad.

–También son peculiares en ayurveda las técnicas de diagnóstico de las enfermedades. ¿Cómo diagnostican los médicos ayurvédicos?

–La medicina ayurvédica comienza por un estudio exhaustivo de la persona para determinar cuál es su tipo psicofisiológico constitucional, que abarca tanto mente como cuerpo. Al descubrir la naturaleza básica de nuestro “cuerpo-mente” damos el primer paso hacia la salud perfecta, que consiste en entendernos a nosotros mismos, en comprender lo que está ocurriendo en nuestro interior. El ayurveda establece tres grandes tipos psicofisiológicos: el vata o nervioso, el pitta o visceral y el khapa o emocional.

–¿Cómo son las personas que pertenecen a estos tres tipos psicofisiológicos?

–Las personas vata, son de naturaleza sensible. Suelen ser personas delgadas, de tamaño medio, cuerpo ligero y flexible. Son sensibles, reservados y creativos. Los vata necesitan tiempo para reflexionar. Los pitta son de naturaleza luchadora, de estatura media y constitución física fuerte. Son personas dinámicas, muy perseverantes, ambiciosas y disciplinadas. Tiene gran necesidad de retos, competitividad y movimiento físico. Por último, los kapha tienen una constitución robusta y huesos grandes y pesados. Aman los placeres, son pacientes y comprensivos y tienen una gran necesidad de armonía social. Hay además varias combinaciones de estos tres tipos (vata-pitta, pitta-kapha, etcétera) hasta formar siete grupos. Una vez establecido el tipo fisiológico de cada persona, el médico ayurvédico puede realizar el diagnóstico, fundamentalmente a través de la técnica de la toma del pulso.

–¿En qué consiste esta técnica diagnóstica?

–En ayurveda, los síntomas de una enfermedad siempre se relacionan con el desequilibrio de los tres doshas: cuerpo, mente y espíritu. Con la toma del pulso, el médico ayurvédico o vaidya, determina los efectos del desequilibrio que han causado la enfermedad, profundiza aún más para determinar el origen del desequilibrio y propone el tratamiento necesario para llegar de nuevo al equilibrio.

–Además del diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades físicas, ¿cómo trata el ayurveda la salud mental y espiritual?

–Existe un método para mejorar la mente y alcanzar un nivel superior mental y espiritual, basado en el desbloqueo de la tensión psicológica y el abandono de creencias inconscientes negativas. Este método, llamado satvajaya, incluye la terapia del mantra o terapias del sonido que cambian los modelos vibratorios de la mente; el yantra, con figuras geométricas para llevar la mente fuera del pensamiento cotidiano; el tantra, para dirigir energías a través del cuerpo; la meditación, para alterar estados del conocimiento, etcétera. Las técnicas de satvajaya nos liberan de las emociones negativas y de modelos de pensamiento y prejuicios que condicionan nuestra vida.

–Uno de los rasgos característicos de las regiones del mundo donde se aplica ayurveda desde hace miles de años es la longevidad de su población. ¿Responde esto al uso de algún tipo de tratamiento ayurvédico?


–Generalmente, tras cualquier tipo de tratamiento de desintoxicación, los médicos ayurvédicos comienzan con los pacientes un programa de tonificación, llamado rasayana, para realzar la capacidad del cuerpo de funcionar bien, mejorar la sintonía del sistema fisiológico y restablecer la vitalidad del sistema. Se dice que el rasayana aumenta la longevidad, retrasando nuestro reloj biológico y, con ello, el proceso de envejecimiento. Este tratamiento rejuvenecedor restablece los tejidos finos y los órganos del cuerpo mediante hierbas especiales, preparadas como píldoras, polvos o pomadas, y preparaciones minerales específicas de la condición y dosha de cada persona.

–No hemos hablado aún del yoga, que es quizá el aspecto más conocido del ayurveda en Occidente. ¿A qué nos ayuda el yoga, según la medicina ayurvédica?

–La palabra yoga significa unión. Se refiere al proceso de unión del ser individual con el ser universal que propicia un estado mental de calma y sosiego en todas las situaciones. Yo soy profesora de yoga ayurvédico, concebida por las yoguinis, que han desarrollado esta disciplina durante milenios. Sus principales beneficios son el equilibrio del sistema nervioso, la tonificación corporal, el rejuvenecimiento y el equilibrio hormonal. Sus efectos se logran a través de ejercicios de respiración, la meditación trascendental y la relajación, con los que se despierta la conciencia y el estado perfecto del equilibrio psíquico y físico. Esa es, como decía al principio, la clave de la verdadera salud.

Ayurveda. La ciencia o el conocimiento de la vida. Sistema de salud y sanación más antiguo del mundo, basado en el estudio sistemático del cuerpo, la mente y el alma.

Dosha. Significa literalmente “impureza”. Cada uno de los tres principios metabólicos (vata, pitta y kapha) que gobiernan la mente y el cuerpo. La inteligencia de la unidad mente-cuerpo.

Mantra. Sonido primordial utilizado en la meditación a causa de su efecto equilibrador sobre la mente y el cuerpo. También se conoce como “el pensamiento que libera y protege”.

Panchakarma. Las “cinco acciones”. Cinco tratamientos de purificación que forman parte de una terapia médica de desintoxicación.

Tantra. Significa “expandir”. Es un sistema de prácticas espirituales basadas en la energía kundalini (la energía espiritual presente en el cuerpo).

Vaidya. Médico ayurvédico

Yoga. La “unión con la divinidad”. Se refiere al proceso de unión del ser individual con el ser universal que propicia un estado mental de calma y sosiego en todas las situaciones.

Yoga ayurvédico. Es una modalidad del yoga especialmente concebida por las yoguinis, que han desarrollado esta disciplina durante milenios. Sus principales beneficios son el equilibrio del sistema nervioso, la tonificación corporal y el rejuvenecimiento y equilibrio hormonal.
 


Instituto Ayurvédico de Shobha Lad
c/ samuel ros 30 bajo (esq. Avd. Francia 45 ref caja cam)
Valencia - 46023 -
Teléfono: 96 329 09 18- 647 00 98 99

    Instituto Ayurvédico Shobha Lad © 2005 Copyright